PÁGINAS

20 de febrero de 2013

Nace Malik, el símbolo de una generación sin sida


Malik
Malik llegó al mundo a las 04:55 del martes 19 de febrero a en Tsholotsho, Zimbabue. Ha pesado 2,800 kilos y él y su madre están bien. Se llama Malik, pero podría haberse llamado "esperanza" porque es el símbolo de una generación sin sida, la imagen de la campaña de Médicos Sin Fronteras (MSF) para prevenir la transmisión del VIH de madres a hijos

Malik está recibiendo tratamiento con antirretrovirales (ARV) porque su madre es VIH-positiva y hay que impedir que le transmita el virus. Ella hace meses que también recibe ARV: es el tratamiento de prevención de la transmisión el virus de madre a hijo (PTMH).

Dentro de unas semanas se sabrá si Malik es portador del virus o, como creen los médicos, ha nacido limpio gracias al tratamiento de prevención que recibió su madre durante el embarazo. Según MSF, la PTMH reduce casi a cero la transmisión del virus. Si todo va bien y es VIH-negativo, Malik no tendrá que recibir más antirretrovirales.

La campaña 'Amigos de Malik' ha querido concienciar a la gente sobre la importancia de este tratamiento personificando el problema, que viven millones de personas, en un caso concreto. En el vídeo se puede ver al recién nacido junto a su madre y junto a otros niños que igual que él representan a una nueva generación.

Malik es el símbolo de que la lucha contra el sida puede triunfar", señalan. Miles de niños nacen cada año libres del VIH porque sus madres han recibido tratamiento. Entre 2009 y 2011, se han evitado 410.000 nuevas infecciones en niños gracias a la profilaxis antirretroviral administrada a mujeres VIH-positivas embarazadas.


Los recién nacidos, claves para paliar el sida

Sin embargo, aún queda mucho por hacer para lograr una primera generación de niños sin VIH: poco más de la mitad de las mujeres embarazadas VIH-positivas reciben PTMH, así que cada año siguen infectándose cerca de 330.000 bebés durante el embarazo, el parto o la lactancia.

La lucha contra el sida se encuentra en un momento crucial. La cifra de nuevas infecciones se está reduciendo, en parte porque cada vez más personas reciben tratamiento. Es más, la mitad de la reducción de nuevas infecciones por VIH en el mundo en los dos últimos años se ha producido en recién nacidos: ellos son la clave para parar la pandemia.

MSF proporcionó PTMH a 10.500 mujeres embarazadas y quiere que esta cifra aumente. Por eso la campaña 'Amigos de Malik' continúa.

Fuente: RTVE.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada